Lo resolvió el Consejo de Administración por unanimidad.

El consejo de administración de Servicoop, en reunión formal y por decisión unánime, resolvió instruir al sector administrativo para que reformule la facturación de la categoría residencial con vencimiento en agosto a los valores del período anterior. La medida alcanza a aquellos asociados y asociadas con medidores domiciliarios, que hayan visto un salto considerable en el monto de la factura con vencimiento en agosto, buscando mitigar el impacto económico que representó la medición de los consumos reales acumulados.

A raíz de los cuidados exigidos en el primer tramo de la cuarentena, no fue posible realizar la lectura de los medidores domiciliarios. Durante esos meses, de acuerdo a la reglamentación interna, se facturó copiando la última lectura registrada. Al reinicio de las mediciones, en julio último, algunas facturas sufrieron una diferencia en su valor vinculado a ese consumo acumulado.

Desde Servicoop resaltaron la excepcionalidad del caso y su absoluta normalización a partir de haberse regularizado la lectura de medidores. Considerando que se trata de una situación extraordinaria y que se presenta en el marco de una pandemia, Servicoop, a través de sus consejeros, decidió acompañar al sector de la comunidad afectado por esta problemática, a la vez que resolvió otras acciones internas con la intención de evitar que esta situación se repita.

FUENTE DIARIO JORNADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *